shutterstock_385235041_adjust_insulin_intake_skater_girl_810px

Cómo Ajustar la Dosis de Insulina Durante los Entrenamientos

Investigadores dicen que han encontrado estrategias que pueden reducir el riesgo de hipoglucemia.

Por Justin Surgent

Muchas personas con diabetes Tipo 1 se apartan del ejercicio regular por temor a la hipoglucemia, ya que el esfuerzo puede cambiar el tiempo en que la insulina es absorbida por el cuerpo. Esto es una lástima, ya que el ejercicio regular puede ayudar a controlar el azúcar en la sangre en general. Además, el ejercicio es bueno para todos.

Un grupo de investigadores franceses se propuso determinar qué ajustes de insulina funcionan mejor para reducir el riesgo de hipoglucemia mientras se hace ejercicio. El estudio, publicado en Diabetes, Obesity, and Metabolism, siguió 100 sesiones de entrenamiento post-almuerzo de 20 personas con diabetes Tipo 1. A los participantes se les pidió hacer una mezcla de seis moderados a intensos entrenamientos. Los investigadores manipularon las dosis de insulina de los participantes y se observaron las tasas de hipoglucemia.

Después de analizar los datos, los investigadores encontraron tres estrategias individuales que parecían reducir mejor el riesgo de hipoglucemia:

  • Reducir las tasas de insulina basal en un 80 por ciento -o-
  • Detener la administración de insulina por la bomba durante el ejercicio moderado a intenso -o-
  • Detener la administración de insulina por la bomba debido a ejercicio moderado que se lleva a cabo 90 minutos después de almuerzo.

Si bien los resultados del estudio son un punto de partida útil, es importante recordar que no hay dos personas que procesan la insulina a la misma velocidad, especialmente durante un entrenamiento. Cualquier persona con diabetes Tipo 1 que se ejercita siempre debe tener a mano suministros para tratar la hipoglucemia, y encontrar qué ajustes funcionan mejor para ellos.

La actividad física tiene numerosos beneficios para las personas con diabetes Tipo 1, incluyendo una mayor sensibilidad a la insulina que puede durar hasta 24 horas. Además, la actividad física libera una hormona que permite a las células poder utilizar la glucosa, independientemente de la disponibilidad de insulina.

¿Quiere más noticias sobre diabetes? Suscríbete aqui.