insulin_nation_blood_sugar_stress_hormones_945px

Cómo las Hormonas del Estrés Aumentan el Azúcar en la Sangre.

Un educador en diabetes certificado describe porqué sucede esto y qué hacer al respecto.

(Extraído de Think Like a Pancreas: A Practical Guide to Managing Diabetes with Insulin, por Gary Scheiner MS, CDE, DaCapo Press, 2011)

La semana pasada decidí dormirme tarde y ver una película de miedo. Tenía algo que ver con los vampiros súper asquerosos que consiguen sus placeres comiéndose la carne viva de los inocentes huéspedes del hotel.

De todos modos, al final de la desgarradora escena, y más estremecida, decidí revisar mi azúcar en la sangre. Me impresionó – que se había elevado alrededor de 200 mg / dl (11 mmol) durante la película. Con la sangre así de dulce, me sentí como el gran premio para cualquier vampiro que pudiese ocurrirle estar al acecho en mi vecindario.

Como es de su conocimiento, el hígado sirve como almacén de glucosa, manteniéndolo en una forma concentrada llamada glucógeno. El hígado descompone pequeñas cantidades de glucógeno todo el tiempo, liberando glucosa en el torrente sanguíneo para nutrir el cerebro, los nervios, el corazón y otros órganos “siempre activos”.

La liberación de la glucosa del hígado depende en gran medida de la presencia de ciertas hormonas. De todas las hormonas en el cuerpo, sólo la insulina hace que el hígado tome el azúcar de la sangre y la almacene en forma de glucógeno. Todas las otras hormonas, incluyendo las hormonas del estrés, hormonas sexuales, hormonas de crecimiento y glucagón causan que el hígado segregue la glucosa en el torrente sanguíneo.

La hormona del crecimiento se produce en un ciclo de 24 horas y es responsable del aumento de azúcar en la sangre que a veces vemos durante la noche o por la mañana temprano. Las otras hormonas de “estrés”, en particular la epinefrina (adrenalina) y cortisol, se producen cuando nuestro cuerpo necesita una rápida afluencia de azúcar para la producción de energía. El aumento de la glucosa que experimenté durante la película de terror fue sin duda el trabajo de las hormonas del estrés.

El estrés emocional (miedo, ansiedad, ira, excitación, tensión) y el estrés fisiológico (enfermedad, dolor, infección, lesión) hacen que el cuerpo segregue las hormonas del estrés en el torrente sanguíneo. Para aquellos sin diabetes, el aumento de azúcar en la sangre inducida por el estrés es seguido por un aumento en la secreción de insulina, por lo que el aumento de azúcar en la sangre es modesto y temporal. Sin embargo para aquellos de nosotros con diabetes, el estrés puede causar un aumento significativo y prolongado en el nivel de azúcar en la sangre.

Momentos de ansiedad y situaciones angustiosas nos ocurren a todos nosotros. Desde hablar en público hasta tomar exámenes o una simple visita al médico o al dentista, muchos sucesos provocan una respuesta de la hormona del estrés que causa, entre otras cosas, un aumento de azúcar en la sangre agudo.

Una vez experimente otro dramático aumento de azúcar en la sangre cuando llegué tarde a una reunión importante, golpee un bache y tuve una rueda pinchada, entonces descubrí que la rueda de repuesto también estaba mala. Sin la más mínima porción de comida, mi azúcar en la sangre aumentó casi 300 mg / dl (17 mmol).

Por supuesto, diferentes eventos provocan diferentes respuestas en diferentes personas. Lo que causa una gran cantidad de ansiedad en usted pueda que no tenga ningún efecto sobre otra persona.

La clave es buscar pistas. ¿Hay algo que provoca una respuesta de azúcar en la sangre consistente en una situación dada? Puede ser útil registrar las causas de los niveles de azúcar en la sangre en sus registros escritos, y luego anotar las causas para determinar si las situaciones específicas representan un gran número de lecturas altas.

Uno de mis clientes hizo esto y encontró que niveles altos de glucemia se producían cada vez que miraba una película de terror en la televisión o una en el cine. Al parecer, la respuesta de la hormona del estrés se producía de las apariciones repentinas del maníaco con cuchillo en mano, provocando la elevación de su azúcar en la sangre.

Muchos momentos de ansiedad se producen de forma espontánea. Sin embargo, algunos se pueden predecir. Y si se puede predecir, puede impedirlo. Si usted nota un patrón consistente de niveles altos de glucemia durante ciertos eventos, considere darse una pequeña dosis de insulina de acción rápida una o dos horas antes del evento. Esto ayudará a compensar las hormonas del estrés producidas en anticipación del evento, así como durante el evento mismo. Si usted usa una bomba de insulina, la posibilidad de elevar su tasa basal utilizando la función de la temperatura basal. Un aumento de 60 por ciento a 80 por ciento para tres horas, a partir de una o dos horas antes del evento, puede trabajar muy bien.

Gary Scheiner y su equipo de médicos en Integrated Diabetes Services están disponibles para consultas individuales a través del teléfono e Internet. Visita www.integrateddiabetes.com o llama al 1-610-642-6055 para más información.
Si desea comprar una copia firmada de Think Like a Pancreas, llame a Integrated Diabetes Services directamente al (877) 735-3648 (fuera de los EEUU 1-610-642-6055), o solicitarlo a través de la tienda de IDS aquí.

¿Quiere más noticias sobre diabetes? Suscríbete aqui.