insulin_nation_dka_spanish_shutterstock_365119121_945px

La Cetoacidosis Diabética – Qué Saber

Un educador en Diabetes ofrece una visión general de la cetoacidosis diabética.

(Extraído de Think Like A Pancreas: A Practical Guide to Managing Diabetes With Insulin por Gary Scheiner MS, CDE, DaCapo Press, 2011)

La Cetoacidosis diabética (CAD) es una condición en la que la sangre se vuelve muy ácida como resultado de la deshidratación y la producción excesiva de (ácido) cetona. Cuando los fluidos corporales se convierten en ácido, algunos de los sistemas del cuerpo dejan de funcionar correctamente. Es una condición grave que lo hará muy enfermo y puede matar.

La causa principal de la CAD es una falta de insulina trabajando en el cuerpo. La mayor parte de las células del cuerpo queman principalmente azúcar (glucosa) para obtener energía. Muchas células también queman grasa, pero en cantidades mucho más pequeñas. La glucosa pasa a ser una forma muy “limpia” de energía, prácticamente no hay productos de desecho que quedan cuando se quema. Por otro lado, La Grasa, es una fuente “sucia” de energía. Cuando se quema la grasa, hay productos de desecho producidos. Estos productos de desecho son llamados “cetonas”. Las cetonas son moléculas de ácido que pueden contaminar el torrente sanguíneo y afectar el delicado equilibrio de pH del cuerpo si se producen en grandes cantidades. Por suerte, no tendemos a quemar grandes cantidades de grasa al mismo tiempo, y las cetonas que se producen se pueden descomponer durante el proceso de metabolismo de la glucosa. La glucosa y cetonas pueden “saltar al fuego” juntas.

Es importante contar con un amplio suministro de glucosa en las células del cuerpo. Esto requiere de dos cosas: el azúcar (glucosa) en la sangre y la insulina, para el transporte del azúcar a las células. Una serie de cosas empezaría a ir mal si no se tiene la insulina en el torrente sanguíneo:

  1. Sin insulina, la glucosa no puede entrar en las células del cuerpo.
  2. Como resultado, las células comienzan a quemar grandes cantidades de grasa para obtener energía.
  3. Esto, por supuesto, conduce a la producción de grandes cantidades de cetonas.
  4. Aunque algunas de las cetonas finalmente se vierte en la orina, el cuerpo es incapaz de eliminar suficientes cantidades para restaurar un equilibrio saludable de pH en el torrente sanguíneo.

El problema se complica aún más por la deshidratación. Sin insulina suficiente para inhibir la secreción hepática de azúcar, grandes cantidades de glucosa se liberan en el torrente sanguíneo. Debido a que la hiperglucemia causa micción excesiva, la deshidratación se produce. Sin metabolismo de la glucosa para ayudar a descomponer las cetonas, y sin muchos líquidos para ayudar a neutralizar las cetonas, el torrente sanguíneo y los tejidos del cuerpo se tornan muy ácidos. Este es un estado de cetoacidosis.

¿Qué puede causar una repentina falta de insulina en el cuerpo? Hay una serie de posibles causas:

  • Enfermedad, infección y deshidratación pueden causar la producción de grandes cantidades de hormonas de estrés, que contrarrestan a la insulina. Usted podría tener la insulina en su cuerpo, pero sin hacer efecto debido a que las hormonas del estrés están bloqueando la acción de esta.
  • La producción de acetona también puede ser inducida por la falta de hidratos de carbono en la dieta. Durante largos períodos de hambre, ayuno prolongado, o la ingesta de hidratos de carbono restringida, las células del cuerpo tienen que recurrir a la quema de fuentes alternativas de combustible: estas son grasas y proteínas. Con el aumento del metabolismo de grasa y metabolismo de los carbohidratos limitados, la producción de cetonas puede exceder la capacidad del cuerpo para eliminarlas.
  • Uso de la insulina en mal estado, puede conducir a niveles altos de azúcar y la producción de cetonas. La insulina que ha sido congelada o expuesta al calor extremo puede “alterarse”, o arruinarse por ende las moléculas de insulina ya no funcionan. Usar el mismo vial o cartucho de insulina durante muchos meses, o más allá de su fecha de caducidad, también puede causar problemas.
  • La pobre absorción en el sitio de inyección o infusión también puede causar una deficiencia de insulina.
  • Falta de inyecciones u omisión de estas, son otra posible causa de una deficiencia de insulina. La falta ocasional de la insulina basal no suele provocar que el cuerpo pase a estar totalmente desprovisto de insulina, pero la falta de inyecciones de insulina basal (lenta) o prandial (rápida) reiteradas, si puede tener graves consecuencias.
  • La terapia con bomba de insulina también abre la puerta a la cetoacidosis, en el caso de un problema con la administración, absorción o acción de la insulina. Cualquier interrupción en el suministro de insulina puede dar lugar a un fuerte aumento de azúcar en la sangre y el comienzo de producción de cetonas tan pronto, como tres horas después de que se infundió la última dosis de insulina.

Todas las personas con diabetes, que utilizan insulina, deberían tener una forma de prueba de cetonas. La prueba de cetonas se puede hacer por medio de una tira reactiva de orina o una muestra de sangre por punción digital. Asegúrese de tener suministros para pruebas de cetona nuevas a la mano en todo momento, incluyendo cuando viaje. La presencia de cetonas se acompaña de azúcar elevada en la sangre, sed y micción excesiva. Este es un precursor al estado más grave de la CAD.

Los síntomas de la CAD son más pronunciados. Con la CAD, es probable que tenga náuseas o vómitos. Su respiración puede ser muy profunda, y podría tener un olor a frutas en el aliento, ya que los pulmones tratan de eliminar las cetonas cuando usted exhala. Es probable estar deshidratado debido a toda la micción. Esto le provocará la piel seca, sed intensa, y una boca seca. Su visión también puede ser borrosa. Dolor de cabeza y dolores musculares son comunes.

Llame a su equipo de atención médica de inmediato si experimenta estos síntomas. A pesar de que los líquidos y la insulina son la forma preferida de tratamiento, la CAD no es algo que usted puede tratar por su cuenta. La deshidratación grave que acompaña a la CAD por lo general no permite que la insulina se absorba correctamente desde debajo de la piel. Las náuseas y vómitos también pueden limitar la cantidad de agua que se puede consumir. El tratamiento de la cetoacidosis diabética casi siempre requiere una visita a la sala de emergencias para la administración intravenosa de insulina, agua y electrolitos. La acidez de la sangre tendrá que ser supervisada con mucho cuidado en el hospital para prevenir que haya coma diabético o muerte. La duración de su estancia en el hospital variará dependiendo de la gravedad de la cetoacidosis diabética, pero se aproxima estar allí en el Hospital durante al menos un día o dos.

Hay algunas cosas que usted puede hacer por su cuenta antes de la hospitalización. Trate de comer ligero, carbohidratos de fácil digestión, y beber al menos ocho onzas de líquido por hora. El jugo de naranja diluido es una buena elección, ya que reemplaza los líquidos, así como el potasio que se pierde con la orina en exceso. Examine su nivel de azúcar en sangre y cetonas cada par de horas, y reporte la información a su médico.

(Nota del editor – Con la enfermedad apropiada o error de la bomba, la CAD puede sucederle a cualquier persona con diabetes tipo 1, por lo que no se avergüence si le pasa a usted. A nadie le gusta pensar en la CAD, pero es mejor estar preparado. Busque ayuda médica, recuperarse, y luego encuentre la manera de prevenir que la CAD suceda la próxima vez.)

Este artículo ha sido editado por la longitud.

Gary Scheiner y su equipo de médicos en Integrated Diabetes Services están disponibles para consultas individuales a través del teléfono e Internet. Visita www.integrateddiabetes.com o llama al 1-610-642-6055 para más información.

Si desea comprar una copia firmada de Think Like A Pancreas: A Practical Guide to Managing Diabetes With Insulin, llame a Integrated Diabetes Services directamente al (877) 735-3648; (Fuera de los EE.UU. 1-610-642-6055), o solicitarlo a través de la tienda de IDS aquí.

¿Quiere más noticias sobre diabetes? Suscríbete aqui.