insulin_nation_diabetes_complications_945px

Las Complicaciones Relacionadas Con La Diabetes No Son Fallas Morales.

Una mutación genética protege a algunos con Tipo 1 de retinopatía y enfermedad renal, según un nuevo estudio.

Por Craig Idlebrook

A menudo, cuando una persona con diabetes discute el ser diagnosticado con una importante complicación de salud, hay una tendencia natural entre algunos de tipo 1 a preguntar: “¿Qué hizo mal esa persona?” La pregunta sirve como un mecanismo de distanciamiento y defensa cuando se enfrentan a la posibilidad de un resultado médico difícil.

Esta idea de la complicación como un fallo moral en un primer momento parece estar bien con la evidencia disponible, ya que una de las mejores estrategias para evitar complicaciones a largo plazo en la diabetes tipo 1 es un buen control del azúcar en la sangre.

Sin embargo, este relato puede ser mentalmente exigente para las personas con tipo 1, que hacen todo lo posible para controlar sus niveles de azúcar en la sangre y aun así llegan a tener complicaciones graves.

Ahora, los investigadores han descubierto un nuevo factor de por qué algunos con diabetes no padecen las complicaciones relacionadas con la diabetes y otros sí. La diferencia puede estar, al menos parcialmente, en nuestros genes. Un nuevo estudio realizado en Finlandia ha demostrado que las personas con dos mutaciones genéticas diferentes tienen un menor riesgo de enfermedad de retinopatía y riñón.

La Universidad de Helsinki y el estudio dirigido por el Centro de Investigación Folkhälsan probó si ciertas mutaciones podrían aumentar la capacidad del cuerpo para transferir B1 a las células; B1 es una vitamina que se encuentra para ayudar a prevenir posibles complicaciones causadas por los niveles de azúcar en la sangre.

Con el uso de dos grandes bases de datos de los pacientes, los investigadores analizaron el perfil genético de las personas con diabetes tipo 1 y la gravedad de sus complicaciones relacionadas a la diabetes. Ellos encontraron que las personas con dos mutaciones genéticas en el gen SLC19A3 eran menos propensas a ser diagnosticados con retinopatía (una afección ocular común para las personas con diabetes), y una combinación de retinopatía y enfermedad renal.

Las mutaciones celulares ayudaron a absorber fácilmente la protección de la B1, de acuerdo con un informe de Medical Xspress.

El buen control del azúcar en la sangre sigue siendo claramente la mejor manera de reducir el riesgo de complicaciones graves para diabetes tipo 1. Sin embargo, la investigación como esta nos recuerda que las complicaciones no son simplemente causadas por autocuidado negligente de la diabetes. También recalca la necesidad de mejores tratamientos, incluyendo tratamientos genéticos, para apoyar a las personas con diabetes en su búsqueda de una buena salud.

Italia Chávez – Traductora

¿Quiere más noticias sobre diabetes? Suscríbete aqui.