Informacion_sobre_Diabetes_niveles_bajos_tiroides_pueden_aumentar_riesgo_tipo_2_830x420px

Los niveles bajos de tiroides pueden aumentar el riesgo de tipo 2

Los hallazgos presentados de un gran estudio hallan una superposición significativa entre hipotiroidismo y prediabetes.
por Courtney Major
Con demasiada frecuencia, la gente dice que la diabetes tipo 2 es causada sólo por las opciones de estilo de vida, a pesar de la creciente evidencia de mecanismos biológicos y ambientales que desencadenan la condición. Aquí está otro posible culpable: su tiroides.

Según una nueva investigación, las personas con tiroides de bajo funcionamiento o casi de bajo funcionamiento tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. El riesgo es aún mayor para los individuos que son prediabéticos. Los hallazgos fueron presentados por el Dr. Layal Chaker, investigador del Centro Médico Erasmus en los Países Bajos, en la reunión anual de la Sociedad Endocrina 2016.

El estudio, que duró casi ocho años, incluyó a 8,452 habitantes de edad avanzada de Rotterdam en los Países Bajos. Durante el curso del estudio, 798 participantes desarrollaron diabetes tipo 2, mientras que otros 1,110 desarrollaron prediabetes. Después de recolectar muestras y evaluar las variables dentro del estudio, los investigadores determinaron que aquellos con una glándula tiroidea insuficiente tenían entre 19 y 35 por ciento más probabilidades de desarrollar prediabetes o, eventualmente, diabetes tipo 2. El riesgo de diabetes y prediabetes disminuyó de un 35 a un 15 por ciento una vez que los niveles de tiroides volvieron al rango normal.

Aunque se desconoce el vínculo exacto entre una tiroides de bajo funcionamiento y la diabetes tipo 2, el Dr. Chaker explica que podría tener algo que ver con los síntomas que se superponen entre el hipotiroidismo y la prediabetes. La tiroides es crucial en la producción de hormonas que regulan el metabolismo y la producción de energía en el cuerpo. Un efecto secundario común de una tiroides insuficiente es el aumento de peso y una incapacidad para perder una cantidad sustancial de peso. Los investigadores esperan que estos nuevos resultados pudieran resultar en un mayor apoyo de las compañías de seguros para iniciar la detección precoz de problemas de diabetes y tiroides.

¿Quiera más noticias sobre diabetes? Suscríbase aqui.