informacion_diabetes_maestros_estudiantes_tipo_uno_830x420px

Una carta abierta a los maestros de estudiantes con diabetes Tipo 1

Una nota a los maestros y enfermeras escolares:

Gracias por hacer todo lo posible para cuidar de las necesidades de los estudiantes con diabetes Tipo 1. Sabemos que Usted tiene un trabajo pesado, con muchas demandas sobre su tiempo y atención. Usted no estaría encargado de esta responsabilidad adicional si no fuese de vital importancia para la salud y el éxito de estos estudiantes.

Aquí hay algunas cosas que usted tendrá que tener en cuenta en el próximo año escolar:

  • Con tantos rostros curiosos que lo buscan a usted por la atención y la dirección, puede ser difícil de equilibrar las necesidades de cada estudiante único. Por favor, recuerde que un estudiante experimentando una bajada de azúcar es una preocupación inmediata. Si un estudiante con diabetes Tipo 1 comienza a actuar extrañamente, debe averiguar si se trata de un resultado de un cambio de azúcar peligroso en los niveles de azúcar en la sangre, y luego tratar la situación de acuerdo a las instrucciones de los padres del estudiante y el equipo médico. Por favor, no vuelva a enviar a un estudiante que presenta síntomas de niveles bajos de azúcar en la sangre a la oficina de salud o de vuelta a clases por él / ella sola. Un alumno con bajo nivel de azúcar en la sangre debe ser capaz de permanecer en el aula para probar y tratar en su lugar. Sin embargo, si usted tiene que enviar al estudiante a alguna parte, tiene que tener un compañero que puede asegurarse de que llega del punto A al punto B de forma segura.
  • Cuando el estudiante con diabetes Tipo 1 tiene que ir al baño, recuerde que puede estar experimentando un cambio de azúcar en la sangre que les está causando malestar físico. Permítales el acceso al agua y al baño cuando sea necesario. No los destaquen, ridiculicen, o nieguen la capacidad de hacer lo que se necesita para cuidar de sí mismos. Decir “no” no sólo hará que sigan teniendo molestias; será un momento que recordarán para siempre, cada vez que necesiten hacer algo para cuidar de su diabetes, y evitarán que se aboguen abiertamente por sí mismos en el futuro.
  • Cuando hay celebraciones en su salón de clases, hablar con los padres y estar preparados para lo que es el protocolo para el estudiante con diabetes. Algunas familias siguen estrictamente las dietas especiales adaptadas para el control de azúcar en la sangre, mientras que otros permiten que sus hijos coman lo que todo el mundo está comiendo, acompañado de la dosis de insulina adecuada. La vergüenza o la vigilancia de la elección de alimentos pueden tener un impacto negativo en los sentimientos de la autonomía del estudiante e incluso pueden conducir a trastornos en la alimentación. Le damos las gracias por ser consciente de cómo abordar esto en su escuela y en el aula.
  • Usted puede recordar cuando el tipo standard de diabetes Tipo 1 incluía sólo una o dos inyecciones diarias; los tiempos han cambiado. inyecciones diarias múltiples, bombas de insulina y monitores continuos de glucosa añaden una capa de complejidad tecnológica que está por encima de lo que es posible que haya visto o ha sido solicitado tener que trabajar con, en el pasado. Estas herramientas ayudan a los estudiantes a mantenerse saludable para que puedan asistir a la escuela regularmente y lograr más en la vida. Utilice estas herramientas para su ventaja. No tenga miedo de hacer preguntas o pedir más entrenamiento, y cualquier cosa que haga, por favor no, bajo ninguna circunstancia, quite uno de estos dispositivos médicos que pueden salvar vidas, lejos de un estudiante, porque usted lo percibe como una distracción.
  • Anime a los estudiantes con diabetes Tipo 1 a sentirse capaz y seguro, sabiendo que tienen apoyo en la escuela. Cuanto más podamos hacer para mantener a los niños con diabetes Tipo 1 en la clase para llevar a cabo tareas de la diabetes, es menor el tiempo de clase que pierde -y eso es bueno para todos los involucrados.
  • No pedimos perfección, sólo el esfuerzo de buena fe que nos permite la paz y la confianza de saber que nuestros hijos están en buenas manos mientras están en su cuidado. Gracias por seguir las instrucciones de los planes 504 y IEP / IHPs que han sido cuidadosamente elaborados por los padres en conjunto con los equipos médicos para mantener a sus estudiantes sanos y listos para aprender.

La forma en que las escuelas trabajan con estos estudiantes y las familias tiene un impacto en los próximos años. Toda la atención y dedicación que se pone en el cumplimiento de los planes de atención para estos estudiantes construye adolescentes y adultos seguros de si mismos que son capaces de mantener su bienestar y el éxito en la escuela y más allá.

Una vez más, gracias, y aquí está a un gran año escolar.

Atentamente,
Samantha Markovitz,
En nombre de los padres de niños con diabetes Tipo 1

Traducido por Italia Chávez – Honduras.

¿Quiere más noticias sobre diabetes? Suscríbete aqui.