Cómo ir de forma segura a “modo-bestia” en su Entrenamiento con Tipo 1

Un jugador profesional de hockey de campo con Tipo 1 explica cómo equilibra sus niveles de azúcar en la sangre antes, durante y después del entrenamiento intenso.

Por Tim Adkins

Le pedimos al jugador profesional de hockey sobre césped Tim Atkins que compartiera cómo equilibra la diabetes tipo 1 con su régimen de entrenamiento. Esto es lo que tenía que decir:
La nutrición juega un papel extremadamente importante en el rendimiento para todos los atletas de élite, y más aún para los atletas con diabetes. La principal fuente de combustible para los músculos activos son los carbohidratos, que se almacenan en los músculos días antes del ejercicio. Lo que come después del ejercicio también puede ayudar u obstaculizar su rendimiento atlético.

Los atletas preparan sus planes de nutrición alrededor de la competencia y los tiempos de entrenamiento. Lo que come antes del ejercicio a menudo depende de sus preferencias personales, pero esto debe adaptarse a la intensidad y la duración del ejercicio. La mayoría de las veces, entrenar para un deporte o jugar en un juego disminuirá sus niveles de glucosa en sangre, por lo que es importante saber cómo manejar esto antes, durante y después de un entrenamiento.

Entrenamiento previo

Debe asegurarse de haber consumido suficientes tipos de alimentos adecuados el día de una competencia o capacitación para obtener el combustible necesario. También es fundamental que permita suficiente tiempo para que estas fuentes de energía sean digeridas. Para un atleta regular esto generalmente tomará alrededor de 2 a 4 horas, dependiendo de lo que haya comido y cuánto.

Para los atletas con diabetes, aquí es donde las cosas se vuelven complejas. Debe hacer coincidir la cantidad correcta de insulina con la cantidad correcta de ejercicio para usar el combustible. Cuando se trata de realizar ejercicio intenso, los atletas con diabetes suelen dejar los niveles de azúcar en la sangre antes del ejercicio un poco más altos de lo normal para evitar el riesgo de hipoglucemia.

Muchos expertos en el cuidado de la salud aconsejan a las personas con diabetes que reduzcan su consumo de insulina antes del ejercicio vigoroso. Sin embargo, esto puede reducir la cantidad de energía que llega a los músculos en entrenamientos muy intensos, lo que reduce potencialmente la efectividad y la capacidad de competir al más alto nivel. Personalmente, trato de mantener mi ingesta de insulina antes del entrenamiento lo más normal posible antes de hacer ejercicio. Los niveles de azúcar en la sangre pueden elevarse en los 30 minutos previos al ejercicio con Energy Gels. En la práctica, esto significa aumentar la cantidad de análisis de sangre que hace antes de un evento, porque comenzar a esforzarse con un nivel demasiado bajo de glucosa en sangre es peligroso.

Rutina de ejercicio

Reglas similares se aplican para la nutrición durante el ejercicio. Los hidratos de carbono tomados durante el ejercicio proporcionan una fuente de combustible para que el cerebro mantenga las habilidades y capacidades de toma de decisiones, y reduce la sensación de fatiga. De nuevo, la cantidad de carbohidratos necesarios dependerá de la intensidad del ejercicio y la cantidad de energía almacenada en los músculos al comienzo del evento. Si bien es diferente para cada atleta, un buen punto de partida es aproximadamente 50 g de alimentos con carbohidratos fáciles de consumir por cada hora de ejercicio.

Como regla general, sugeriría que los atletas diabéticos continúen comiendo mientras hacen ejercicio, ya que comer en exceso en los carbohidratos y tener que corregir es una situación
mucho más adecuada que correr el riesgo de bajar durante el ejercicio.

Algunos puntos a considerar sobre el consumo de carbohidratos durante un evento:

Cuanto más largo sea el evento, mayor será la cantidad de carbohidratos requeridos. Como regla general, si el entrenamiento dura más de 30 minutos, debe reponer los niveles de carbohidratos (además de los líquidos).

El ejercicio de mayor intensidad quemará más glucógeno. Las reservas de combustible se recargarán más rápidamente durante su juego o sesión de entrenamiento, así que asegúrese de vigilar esto.

La temperatura puede disminuir los niveles de azúcar. Cuanto más caliente esté, más rápido se usará el glucógeno.

Comer antes del ejercicio tiene un gran impacto en el almacenamiento de glucógeno. Cuanto mejor sea la comida antes del ejercicio de un atleta, mayores serán las reservas de carbohidratos, y por lo tanto, mayor será el combustible disponible para la conversión durante ese evento o sesión.
Cuenta para la adrenalina. La adrenalina puede tener un gran efecto en los niveles de glucosa en sangre. Es normal que corra más alto al comienzo de una competencia debido a la hormona. Así que asegúrese de incluirlo en su plan de control de la diabetes.

No hay una estrategia única para todos aquí. Lo que funciona para un atleta y les da un buen suministro de glucosa puede hacer que el estómago de otra persona cambie, así que aprende esto mientras entrena y prueba cosas nuevas.

Mantente hidratado. La deshidratación es una amenaza para cualquier atleta. Debe seguir bebiendo mucha agua incluso después de haber terminado de hacer ejercicio. No solo la deshidratación lo enfermará, sino que también puede hacer que los niveles de glucosa en sangre aumenten.

Post-entrenamiento

Debido a que ha usado una gran cantidad de la glucosa almacenada de su cuerpo, necesita reponerla. Eso significa comer suficientes carbohidratos después de un gran entrenamiento para evitar que la glucosa en sangre se sumerja. Incluso después de una actividad de intensidad moderada, es importante tener cuidado durante horas después. Para las personas con diabetes tipo 1, los niveles de glucosa en sangre pueden bajar incluso 48 horas después del ejercicio.

Recuerde que cada persona es diferente y que encontrar el régimen de nutrición adecuado para respaldar su capacitación tiene que ver con la prueba y el error. Prepárate para ponerte a prueba tanto como puedas y trabaja con las consecuencias para tratarte a ti mismo.
¿Quiera más noticias sobre diabetes? Suscríbase aqui.